Foro de dudas y comentarios sesión 1-1

Etiquetado: ,

  • Este debate tiene 13 respuestas, 11 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 4 meses, 3 semanas por AvatarAnónimo.
Mostrando 10 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #12006

      Uno de los argumentos centrales de esta sesión es que las razas humanas no existen, aunque siga habiendo una polémica al respecto. Vemos, por ejemplo, que la noción de raza ha cambiado a lo largo del tiempo y que hoy en día este debate se actualiza en el campo ciencias genómicas. Retomaremos esta discusión en la sesión 4.5. titulada “genómica poblacional”.

      En este Foro queremos abrir la discusión con la siguiente pregunta: ¿En qué ámbitos (familiar, laboral, escolar o a través de los medios de comunicación -desde las noticias hasta los deportes-) ustedes han escuchado algún argumento que da por sentado que la diferencia entre grupos humanos se expresa en “razas”? ¿Qué tan frecuentes consideran que son estas ideas? ¿Qué tanto se ha incorporado esta idea al sentido común? ¿Qué argumentos se utilizan hoy en día para defender la existencia de “razas” humanas?

       

      Les queremos recordar que este foro, y los demás, también están para que expresen todas las dudas o comentarios que tengan sobre esta sesión.

      • Este debate fue modificado hace 1 año por Red IntegraRed Integra.
      • Este debate fue modificado hace 1 año por Red IntegraRed Integra.
      • Este debate fue modificado hace 12 meses por JimenaJimena.
    • #13533
      Avatar
      Anónimo

      En muchos ámbitos de la vida es aún muy común escuchar explicaciones o justificaciones a comportamientos o sucesos utilizando la idea de la existencia de razas. Pienso por ejemplo en los ideales de belleza que se difunden y cómo se busca ser o parecer tener una tez más blanca de la que se tiene. Eso como sinónimo de limpieza y cuidado. También en el aspecto del cabello por ejemplo. Mi cabello es rizado y voluminoso,  a través de distintos mecanismos se me hizo creer por mucho tiempo que debía “controlarlo”, peinarlo, alisarlo, darle una “buena forma”, pues a lo que hacía referencia la forma natural de mi cabello era al descuido, a la holgazanería, a lo sucio, lo no pulcro y por tanto lo malo. Indirectamente esos ideales perpetúan la idea de la superioridad de la llamada “raza blanca”.

    • #13550
      Avatar
      Anónimo

      Considero que en nuestra sociedad los argumentos relacionados con la existencia de “razas” siguen siendo predominantes, principalmente porque en la narrativa gubernamental y mediática los discursos racistas están presentes, por ejemplo, al señalar a una grupo de personas sobre otras por sus características fenotípicas, o con discursos de criminalización que tienen como base este mismo tipo de elementos. Asimismo, la tendencia por parte de la población en general a homogeneizar y categorizar a las personas todo el tiempo perpetúa ciertos imaginarios sociales que no permiten identificar ni reconocer realmente la diversidad humana.

       

    • #13557
      Avatar
      Anónimo

      Hola a todas y todos. Que gusto poder compartir este espacio con ustedes,

      Para integrarme a este foro comenzaría por decir que tristemente la idea de que entre los seres humanos existen “razas” es más común de lo que pensamos, aunque no todos quienes  lo piensan lo expresan, en muchas ocasiones se trata de personas que escuchan estas ideas y lo dan por hecho. Creo que en la actualidad en donde encontramos con más frecuencia a personas que defienden la idea de raza es en redes sociales y la  mayoría se vinculan con discursos de odio, con  la idea de que los tonos de piel, los fenotipos o hasta las nacionalidades son pruebas innegables de la existencia de distintas “razas”. Otra característica que he notado es que muchas veces estos discursos de odio se manifiestan desde cuentas anónimas o desde la mal interpretación de la libertas de expresión.

    • #13559
      Avatar
      Anónimo

      En el ámbito de lo familiar,  se adoptan y replican frases de manera frecuente donde se afirma la diferencia entre grupos humanos. Un ejemplo de ello, es el argumento acerca de que,  para mejorar la raza se recomienda casarse con un hombre blanco, “gringo” o japonés. Como se puede inferir,  la frase anterior  denota la idea implícita de 1) pertenecer a una raza, y 2) de ser una raza inferior. Otra expresión que denota el uso común de la idea de raza en el ámbito familiar, es la sobrevaloración de ser en cualquier línea genealógica, descendiente de españoles, cómo sí, ello fuera un rasgo inminente de superioridad.

      La misma necesidad o búsqueda de pertenecer y/o  asumir una identidad, implica al mismo tiempo, la aceptación de la clasificación humana, que puede ser en función de diversos factores: económicos, ideológicos, políticos, culturales, etc.

       

    • #13562
      Avatar
      Anónimo

      En el ámbito laboral se utiliza de manera muy común el término “Raza”. Es normal encontrar en políticas de “No Discriminación”, “Igualdad” o “Inclusión” el uso del concepto “Raza” como una dimensión de la diversidad protegida por la ley. Por lo que pongo a la reflexión ¿Será adecuado empezar a cambiar el significado de la palabra desde el interior de la empresa y educar a los mismos colaboradores?

      • #13670

        Rodrigo, cuéntanos un poco en qué trabajas. Distintos sectores responden de manera diversa a las exigencias de la multiculturalidad o, en el mejor de los casos de la interculturalidad.

        Yo coincido con lo que López Beltrán finaliza en su texto. Creo que es mejor imaginar nuevos términos, intentar reformar “raza” puede ser contraproducente e incluso dañino, sustituirlo tampoco resuelve la cuestión, pues el concepto se desplaza a otros términos.

        Sin embargo, hay sectores, como la publicidad e incluso el periodismo que por omisión o porque sus fórmulas actuales han probado ser exitosas, se niegan a avanzar más que a regañadientes o muy lentamente. Por ejemplo, hace unas semanas Racismo.mx hizo un foro con varios especialistas y activistas en el tema del racismo y un publicista. El tema del foro era discutir una campaña de la empresa Dove que a inicios de siglo XXI lanzó una estrategia de marketing qe incluía mujeres de diversas complexiones pero todas con tonos de piel clara. Los especialistas  y activistas señalaron que la empresa “se quedó corta” y debió desde entonces hablar de inclusión de otras pieles. El publicista en cambio veía como aún vigente la estrategia y la caracterizó como un parteaguas en la industria. Obviamente se le fueron encima al publicista (que la verdad tenía ideas marcadamente racistas), pero más allá de él en su persona, creo que muestra cómo en ciertos ámbitos este debate aún no se pone en la mesa.

        En ese sentido, quizá antes de responderte cómo cambiar el significado del concepto raza y así educar a tus colaboradores, lo primero sería ubicar en qué punto de la discusión está tu ámbito laboral e introducir la problemática entendiendo que no es sólo cuestión de la empresa, sino que es una cuestión social y que a lo mejor, lo que más conviene a la empresa es escuchar en dónde está la discusión para después plantearla a los colaboradores

         

    • #13563
      Avatar
      Anónimo

      La existencia de la noción de “raza” es mucho más común de lo que imaginamos. Tan común, que se ha vuelto natural en nuestro contexto (familiar, de amistades, laboral, etc.) y hace falta examinar críticamente qué es lo que hacemos, aceptamos y replicamos a partir de este concepto. Es posible observar esto en las bromas, en los insultos (sin realmente equivaler de manera consciente que la “broma racista” y el “insulto racista” son igual de dañinos, el humor disfraza el insulto), en la publicidad, en la sobremesa, en las áreas de recursos humanos, en espacios y centros de recreación, en todos lados.

      Como han mencionado en este foro, “mejorar la raza” implica la existencia de las mismas, así como niveles jerárquicos. A partir de esa idea de razas y jerarquías es que se desarrolla una bola de nieve en la dinámica social: la vida en la escuela, las relaciones de pareja, el desarrollo laboral, el acceso a sistemas de salud y de justicia. La trayectoria de las personas por todos estos ámbitos se ve perfilada por la manera en que los cuerpos se racializan y se perciben por el resto de la sociedad.

    • #13568

      Hola a todes,

      Gracias por sus intervenciones. Como ustedes dicen, es muy común – ya sea de forma explícita o implícita – escuchar en los discursos cotidianos que hay una diferencia biológica o esencial entre los grupos de seres humanos, que se atribuye a lo que se ha dado a llamar “raza”. En el módulo 2 vamos a ver mucho más a detalle cómo se construye e implanta esta ideología en México, y en el módulo 4 veremos sus manifestaciones estructurales en varios ámbitos de la vida (violencia, política económica, educación, salud, ciencia, migración). Esto nos va a permitir comprender poco a poco cómo es que es una idea tan arraigada en el pensamiento y en las instituciones sociales, a pesar de que la ciencia la haya descartado.

      Por eso es importante la pregunta sobre ¿qué argumentos se usan hoy en día para hablar de “razas” humanas? Por ahora han visto cómo los fundamentos del racismo han cambiando a lo largo de la historia, desde sus justificaciones biologicistas en el siglo XIX, hacia otras más culturales en el siglo XX, y de vuelta al debate genético en la actualidad. Probablemente ustedes han escuchado una mezcla de todos estos tipos de argumentos que se expresan en el sentido común y el lenguaje coloquial, pero es grave que también se reproducen en los discursos de los medios de comunicación, del Estado y de la ciencia.

      Me gustaría recomedarles la lectura de esta nota sobre el famoso científico James Watson, ganador del premio Nobel por sus aportes al desciframiento del ADN, y quién recientemente fue despojado de sus títulos por realizar declaraciones racistas (y sexistas) sin fundamento científico.

      https://elpais.com/elpais/2019/01/03/ciencia/1546527532_263106.html

      Como vemos el mismo campo científico no es objetivo, homogéneo ni apolítico. Se ha descartado la existencia de “razas” humanas y al mismo tiempo científicos destacados discuten sobre las diferencias genéticas de grupos poblacionales, e incluso sostienen la inferioridad de algunos.

      ¿En qué terreno estamos parados? ¿Cómo es esto posible?

      Creo que esto es así porque debajo de las variadas manifestaciones del racismo y bajo los cambiantes discursos que tratan de defender la diferencia humana como natural e innata, hay un sistema de poder estructural que beneficia históricamente a ciertos grupos en detrimento de muchos otros. El mismo James Watson afirmó en el documental  Decoding Watson [descodificando a Watson] algo procupante respecto a la asociación del racismo con la política: “Di la espalda a la izquierda porque no les gusta la genética. La genética implica que a veces en la vida fracasamos porque tenemos malos genes. [Las personas de izquierdas] quieren que todo fracaso en la vida sea culpa del malvado sistema”. Ojo que el racismo no es propio de la derecha, sino que también se manifiesta en las izquierdas, pero a lo largo del Diplomado veremos que sin duda tiene que ver con la forma en la que se ejerce y reproduce el poder.

      Es lamentable hoy en día tengamos que estar discutiendo y defendiendo la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos por igual…

      Seguimos la discusión…

      Saludos y mucha salud para todes!

    • #13661
      Avatar
      Anónimo

      Buenas tardes a tod@s,
      Gracias a sus mensajes es muy interesante comparar las perspectivas francesa y mexicana acerca de la cuestión de las razas, tal como lo podemos escuchar en la vida cotidiana. Cuando viví en México sí escuché muchos comentarios a propósito de la “necesidad de mejorar la raza” (mediante una pareja con fenótipo más claro), y observé la estratificación racial/clasista con mucha agudez, que mis amig@s mexicanos me explicaban y describían frecuentemente.
      En Francia somos determinados por una cultura republicana jacobina históricamente de izquierdas que prohibe totalmente el empleo de la categoría de “raza” en el discurso común, y no se discute el color de piel. Por supuesto es muy distinta la construcción histórica del sentimiento nacional. Pero aun así se escucha muchísimo racismo, de la forma descrita en los textos, que aparece después del fracaso del nazismo (que en Europa llevamos como memoria traumática con mucha fuerza todavía) : ya no se habla de raza sino de cultura, por ejemplo el problema con la cultura musulmana/árabe, con mucha confusión entre aquellos dos aspetos… Se puede ver muy claro aquí que el racismo es plástico, cambia su vocabulario pero no la dinámica de exclusión. Gran mayoría de la gente no considera que es racista, ya que en la república francesa uno no puede decentemente “ver los colores” (somos “todos iguales”), no es una cuestión de piel pero sí de cultura. Tendríamos grupos que no se podrían “integrar correctamente” a la República francesa.
      Evidentemente hay también mecanismos de exclusión propiamente raciales en el sentido fenotípico, pero incluso en un ámbito más urbano, de izquierdas, con capital cultural, se puede escuchar este tipo de consideraciones acerca de “las culturas” que quería compartir con ustedes.

      • #13668

        Hola Emma, hola a tod@s!

        Sí, a diversas personas extranjeras que residen o han residido en México les sorprende cuán naturalizada tenemos nuestra visión de lo racial, el ejemplo que das, de “mejorar la raza” en otros países generaría alarma por la idea racista detrás de la expresión. Como menciona Jimena, los módulos 2 y 4 los dedicaremos a reflexionar en torno a México, mientras que en el tercer módulo nos abocaremos a los fenómenos del racismo y de la xenofobia en otros contextos.

        Es interesante que nos compartas el contexto francés, pues nos hace reflexionar en que aunque habitamos un sistemamundo, las particularidades de la historia y la geografía darán a cada contexto, una impronta muy específica de cómo construye a los Otros. Cada nación establece los criterios de “nosotridad” y de “otredad”, que al desarrollarse históricamente moldean lo que las sociedades aceptan o rechazan. Así, cada contexto está marcado por referentes, procesos históricos y de dominación propios, situados y contextuales.

        También señalo la plasticidad del racismo que comentas… tras la segunda guerra mundial (1939-1945) “raza” desaparece, es desplazada por otros términos más “neutrales”, pero que son un eufemismo de la misma noción. Etienne Balibar señala que en Francia la discusión del racismo se ocultó bajo “el problema de la migración”, donde migrante sustituyó a persona racializada (ver sesión 1.4), lo que se ha desenvuelto a las iniciativas del Frente Nacional contra la migración y la supuesta “islamización” de Francia y Europa (en el módulo 3 dedicamos una sesión a la Islamofobia). En México algo paralelo ocurrió con la política indigenista que buscaba”resolver” el problema indígena, “incorporarlo a la nación” aunque para reconocer su incorporación debía abandonar sus prácticas identitarias. La “raza” en este país se desplazó al término etnia.

        Por último, es muy importante tu última idea, que yo vinculo con lo que ha dicho Jimena, hay que tener siempre muy presente que el racismo trasciende las definiciones de  izquierda y derecha. El racismo es una ideología tan arraigada que se naturaliza incluso antes de las posturas políticas. Como veremos en la sesión 2.1 “El racismo científico del siglo XIX”, la evolución engarzó con los prejuicios racistas para que éstos, tergiversando, omitiendo o sesgando datos, estuvieran cubiertos con una halo de cientificidad. No hay que olvidar que la ciencia no se da en el vacío y está íntimamente vinculada a los intereses que la patrocinan y en ese sentido el momento en que se consolida la “biologización de la raza”, se torna un paradigma científico del que no escapan figuras emblemáticas de la izquierda, como Carlos Marx quien consideraba que la intervención francesa en México (1862-1867) era una de las últimas posibilidades de que México se civilizara.

        Muchos regímenes y partidos comunistas en el siglo XX, renegaban en la práctica del internacionalismo y eran severos con las minorías de sus países. Puede pensarse en las formas en que estas distinciones estallaron en violentos conflictos en las guerras de los balcanes en los años noventa o cómo actualmente China lleva a cabo medidas genocidas contra la población Uygur.

         

    • #13662
      Avatar
      Anónimo

      Tengo otra duda respecto a lo que tenemos que entregar. En las instrucciones, una cuartilla corresponde a un documento A4, una página de Word, ¿es cierto?
      Muchas gracias por su ayuda.

      • #13669

        Hola Emma, así es, nos referimos a una página word A4

    • #13725
      Avatar
      Anónimo

      Hola a todos 🙂

      En el ámbito del deporte es muy común escuchar que personas con ciertos rasgos físicos tienen mejor desempeño en algunos deportes. Recuerdo cuando Usain Bolt ganó oro olímpico en atletismo nadie se sorprendió, pues se dio por hecho que por sus características físicas, su logro no era una gran hazaña e incluso llegué a escuchar comentarios como ¨los negros tienen mayor resistencia, ¨son súper buenos para correr¨. Reflexionando ahora sobre aquel hecho, pienso, ¿qué hubiera pasado si su deporte fuera natación? ¿Hubiera sido igual la reacción general? En ese sentido, creo que en el deporte, incluso si no es de alto rendimiento, existe mucha discriminación por determinados rasgos fenotípicos según el deporte de preferencia.

Mostrando 10 respuestas a los debates

Debes estar registrado para responder a este debate.